Hemos tardado un año en tener lista la fórmula que queríamos, pero al final está aquí y estamos felices y orgullosas de presentarlo. Nuestro nuevo contorno de ojos y labios aúna en sí elementos de cuatro áreas de sabiduría natural, actuando en sinergia para atenuar los efectos de la edad en la piel. No es sólo un contorno de ojos que pueda mitigar bolsas u ojeras, sino que es un completo antiedad perfecto para usar en zonas concretas y rebeldes como son el contorno de los labios, las temidas “patas de gallo” o la zona entre las cejas.

Ya hemos hablado un poco de él en su página de producto, pero aquí queremos tomarnos un poco más de tiempo en hablaros de los ingredientes menos conocidos. Si habéis llegado aquí sin pasar antes por su página, podéis hacer click aquí o en la foto del contorno para visitarla y conocer más sobre cómo se usa. Como veréis está tan concentrado que para ambos ojos se usa una sola gota.

Poneos cómodas y cómodos, que os contamos algo más de todo lo que lleva.

contorno células madre

Incorpora ingredientes de:

  • Fitoterapia: extractos de plantas medicinales.
  • Aromaterapia: aceites esenciales puros.
  • Yemoterapia: extracto de la yema o brote de una planta, conteniendo sus células meristemáticas o células madre.
  • Nutricosmética: nutrientes esenciales naturales en la forma más biodisponible para ser absorbida.

Fitoterapia y aromaterapia, las plantas al rescate.

Respecto a los extractos de plantas, encontramos principalmente el de castaño de indias y la manzanilla ecológica. El castaño de indias que tradicionalmente se ha usado para apoyar la circulación y por tanto forma parte de los remedios naturales tópicos relacionados con las ojeras. La manzanilla ecológica favorece la hidratación, pero también se ha usado tradicionalmente en ojos cansados y pesados. Además incorporamos extractos de Konjac y Nopal, ambos ricos en mucílagos. Aportan la textura sedosa al contorno a la vez que tienen una acción emoliente (suavizan la piel) y prebiótica.

Y, ¿cómo íbamos a formular un producto que no incorporase algún aceite esencial? No era posible, pese a que tienen que ir en poca proporción debido a la cercanía al ojo. Hemos elegido por un lado nuestro maravilloso geranio de África, que como sabéis se usa como gestor del agua, tanto drenante como hidratante, por lo que está indicado en bolsas y líneas de expresión. Pero en esta ocasión encontramos además aceite esencial de zanahoria de alto contenido en carotol (superior al 70%), considerado antioxidante y detox, aunque menos conocido por su acción sobre los efectos de la edad en nuestra piel, revitalizando el tono natural.

Nutricosmética; alimentemos bien a nuestra piel.

Antes se pensaba que el estrato córneo (capa externa de la piel) era una barrera impenetrable, pero ya desde hace un par de décadas se sabe que esto no es así, ya que es una barrera selectiva. Mediante autorradiografía se ha demostrado que drogas (naturales o no) y cosméticos pueden penetrar en la dermis, depositarse en la epidermis o que sus moléculas más pequeñas sean transportadas a circulación sistémica vía capilar. Cuando queremos alimentar la piel de forma tópica, tenemos que elegir cuidadosamente los nutrientes que le damos pero también la forma en la que los presentamos, de cara a garantizar su absorción y utilización.

En este contorno hemos incorporado dos nutrientes de alta biodisponibilidad. Por un lado, un derivado de la vitamina C, un gran antioxidante (4) con una excelente acción iluminadora (5, 7, 8) y antiradicales libres (4). La vitamina C en forma pura dificilmente se absorbe de forma tópica, y se suele oxidar antes de penetrar en la piel con lo que no ejerce su acción e incluso puede dar problemas. Este derivado natural es el más estable y permite la absorción a través de la piel de forma intacta para su liberación sostenida en el interior (2, 3). La vitamina C es necesaria para la producción del tejido colágeno y esta forma de hecho lo estimula (4, 7), además de que reduce el daño por fotoenvejecimiento (5, 8, 9). De esta forma trabajamos la prevención del envejecimiento de la piel a la vez que ayudamos a mitigar los efectos del que ya ha sucedido.

Por otro lado, encontramos en la fórmula ácido hialurónico de origen vegetal en varios pesos moleculares. Esto permite no sólo que sea absorbido de forma eficaz, sino que podemos trabajar a distintas profundidades de la piel y obtener efectos distintos a corto y medio plazo. El ácido hialurónico forma parte de la matriz extracelular, siendo vital para la hidratación de la piel ya que tiene la capacidad de unirse a las moléculas de agua y fijarlas, como una esponja. Puede mantener cientos de veces su peso en agua, por lo que mantiene la piel hidratada y además rellena las arrugas desde el interior. Además es un vehículo perfecto que ayuda a que los componentes del resto del contorno penetren mejor. (16)

La matriz extracelular dérmica es un entorno organizad0 entre la epidermis y la dermis, que actúa dando estructura, elasticidad y soporte gracias al colágeno, la fibrina y la elastina. El ácido hialurónico en esta matriz actúa como un relleno que favorece la integridad mecánica de toda la estructura, además de estimular la proliferación y migración de los fibroblastos. (16, 17, 18)

Todo esto es muy interesante, pero depende de que el ácido hialurónico pueda penetrar hasta profundidad suficiente. Por ello escoger el correcto peso molecular es muy importante. El ácido hialurónico de alto peso molecular se queda en capas externas de la epidermis, aportando una sensación de suavidad a corto plazo. Pero es el ácido hialurónico de bajo peso molecular (50kDa) el que ha demostrado mayor eficiencia en penetrar en capas profundas, estimulando 120 genes de regulación de los queratinocitos y las uniones entre células. Estas acciones nos otorgan el efecto tras el uso continuado en la hidratación profunda, el rellenado de arrugas y la acción antiedad.(20, 21)

hidratación sostenidaEn este gráfico superior vemos cómo diferentes concentraciones de este complejo de ácidos hialurónicos presentan una mayor hidratación de la piel con una sola aplicación, y sobre todo un mantenimiento de la hidratación a lo largo de 8 horas claramente superior al del grupo de control al que no se le aplica nada (que es el rosita casi inexistente).

Dada la acción de retención de agua del ácido hialurónico, recomendamos usar unos minutos después del contorno el hidrotónico y/o la crema, para que ayude a fijarla y aumentemos su acción.

Yemoterapia: el poder de las “células madre vegetales”.

En los brotes o yemas de las plantas se encuentran las células meristemáticas, similares a nuestras células madre en el sentido de que son totipotenciales. ¿Qué quiere decir este palabro? Pues que como aún no se han diferenciado, pueden “convertirse” en cualquier célula de la planta, por lo que contienen potencialmente todos los nutrientes y principios activos de ella. Son las responsables del crecimiento de la planta, y son capaces de autoregenerarse, además de contener los metabolitos secundarios que produce la planta para adaptarse al medio.

En este caso hemos elegido el cardo marino (Eryngium Maritimum), una planta similar al cardo mariano de flores azules y durísimas hojas también azuladas, que crece en las dunas y playas de las costas británicas. Es rica en aminoácidos, flavonoides y azúcares, y debido al entorno en el que vive (terreno salado, condiciones ambientales adversas) ha tenido que adaptarse o morir. Es una planta protegida emblema de la conservación del litoral británico, por lo que usamos especies cultivadas y no recolectadas para garantizar la sostenibilidad y el respeto al medio. En cada mililitro de contorno hay aproximadamente 50.000 células meristemáticas de esta planta.

Este extracto en concreto contiene dos ácidos fenólicos (ácido rosmarínico y 4-O-caffeoylquínico) y 2 flavonoides (quercetol-3-O-(6-malonylglucósido) e hyperoside) que tienen actividad anti-radicales libres demostrada. Como sabemos los radicales libres son unos de los culpables del envejecimiento celular y los daños por exposición a radiación (como la solar). El ácido rosmarínico es uno de los antioxidantes más potentes, además de ser astringente y antiinflamatorio, perfecto para la inflamación de la zona del contorno ocular y la prevención del fotoenvejecimiento. (10, 11, 12, 13, 14)

Tras el uso de un cosmético con este extracto de Eryngium Maritimum rico en células madres durante 28 días, las participantes de un estudio supervisado por un dermatólogo refirieron un tono en la piel un 27% más firme, una sensación de un 38% de mayor suavidad y un 95% más hidratación. (15)

Estas sensaciones se basan en una actividad real de este extracto en concreto en la renovación de la epidermis, el refuerzo de la matriz extracelular y del tejido colágeno, además de la protección frente a los daños producidos por la luz solar (fotoenvejecimiento).  Respecto a la regeneración, vemos que este extracto por sí solo estimula la proliferación celular de queratinocitos basales y su diferenciación, favoreciendo una piel más radiante y luminosa. Hay que tener en cuenta que una de las causas del envejecimiento visual cutáneo es que se ralentiza la formación de nuevas células. Parece que la forma de actuación es gracias a la estimulación de un tipo de factor del crecimiento epitelial (HB-EGF).

En las siguientes imágenes vemos los resultados del extracto en pieles cultivadas, con mejora de la estructura y mayor proliferación de los queratinocitos (las células predominantes en epidermis) desde el estrato basal.

Contorno de ojos antiaging

Gracias a la influencia de este extracto en moléculas y mediadores involucrados en la comunicación y unión entre la epidermis y la dermis (como integrinas, fibrilinas, elastina o colágenos de tipo IV y VII) favorecemos una mejora de la integridad estructural de la piel y de su elasticidad. Y además se observa una mayor protección del tejido colágeno frente a la exposición al sol (UVA/UVB). Con el envejecimiento de la piel y el efecto de los estresores ambientales vemos una pérdida de la integridad y efectividad de la matriz extracelular, como hemos hablado anteriormente.

Por último, los estudios sobre este extracto han demostrado una acción de rellenado, estimulando los componentes principales de la matriz extracelular (MEC), como el colágeno, los glicosaminoglicanos (GAG) y los proteoglicanos. En conjunto la matriz extracelular da soporte extructural a la piel, además de retener el agua para la hidratación celular entre otras cosas.

De nuevo, además de estimular los factores de mejora, este extracto mejora la protección de estos componentes ante la exposición solar. Tenemos que tener en cuenta que el fotoenvejecimiento acelera los efectos que el tiempo tiene sobre nuestra piel, y que el colágeno es muy débil ante él como podemos ver en la imagen de abajo del todo.

Déjanos tus experiencias

Esperamos que os haya parecido interesante, y que hayamos sido capaces de explicar por qué estamos tan emocionadas con este producto, y por qué hemos tardado casi un año en poder tener lista esta sinergia de ingredientes y mundos. Si os habéis quedado con ganas de más documentación, os dejamos las referencias a los estudios sobre los ingredientes que hemos usado. Y ahora ya sólo os falta probarlo y dejarnos por aquí vuestras experiencias y opiniones. Gracias 🙂

Referencias

1. P. S. Telang, “Vitamin C in dermatology,” Indian Dermatol. Online J., vol. 4, no. 2, pp. 143–146, 2013
2. I. Yamamoto and N. Muto, “Bioavailability and biological activity of L-ascorbic acid 2-O-alpha-glucoside,” J. Nutr. Sci. Vitaminol. (Tokyo), vol. Spec No, pp. 161–164, 1992
3. K. Murakami, N. Muto, K. Fukazawa, and I. Yamamoto, “Comparison of ascorbic acid and ascorbic acid 2-O-alpha-glucoside on the cytotoxicity and bioavailability to low density cultures of fibroblasts,” Biochem. Pharmacol., vol. 44, no. 11, pp. 2191–2197, Dec. 1992
4. Y. Nihro, S. Sogawa, T. Sudo, T. Miki, H. Matsumoto, and T. Satoh, “3-O-alkylascorbic acids as free radical quenchers. II. Inhibitory effects on some lipid peroxidation models,” Chem. Pharm. Bull. (Tokyo), vol. 39, no. 7, pp. 1731–1735, Jul. 1991
5. K. Maeda, Inoue, Y., Nishikawa, H., Miki, S., Urushibata, O., Miki, T., and Hatao, M., “Involvement of melanin monomers in the skin persistent UVA-pigmentation and effectiveness of vitamin C ethyl on UVA-pigmentation,” Nippon Koshohin Kagakkaishi, vol. 27, no. 4, pp. 257–268, 2003
6. A. Tai, M. Aburada, and H. Ito, “A simple efficient synthesis and biological evaluation of 3-O-ethylascorbic acid,” Biosci. Biotechnol. Biochem., vol. 78, no. 12, pp. 1984–1987, 2014
7. Beom-Zoo, Lee, “ENB-VCE: 3-O-ethylascorbyl ether.”
8. Toshie, Hakano and Takashi, Iida, “External composition for skin containing 3-O-ethylascorbic acid,” 2014-009172.
9. Yasunori, Niino and Hiroshi, Tanaka, “Cosmetic,” 11-199425
10. Chkhikvishvili I, Sanikidze T, Gogia N, et al. Rosmarinic acid-rich extracts of summer savory (Satureja hortensis L.) protect Jurkat T cells against oxidative stress. Oxid Med Cell Longev. 2013;2013:456253.
11. Nabavi SF, Tenore GC, Daglia M, Tundis R, Loizzo MR, Nabavi SM. The cellular protective effects of rosmarinic acid: from bench to bedside. Curr Neurovasc Res. 2015;12(1):98-105.
12. Lembo, Serena et al. “The modulatory effect of ellagic acid and rosmarinic acid on ultraviolet-B-induced cytokine/chemokine gene expression in skin keratinocyte (HaCaT) cells” BioMed research international vol. 2014 (2014): 346793.
13. Fernando, Pattage Madushan Dilhara Jayatissa et al. “Rosmarinic Acid Attenuates Cell Damage against UVB Radiation-Induced Oxidative Stress via Enhancing Antioxidant Effects in Human HaCaT Cells” Biomolecules & therapeutics vol. 24,1 (2016): 75-84.
14. Działo, Magdalena et al. “The Potential of Plant Phenolics in Prevention and Therapy of Skin Disorders” International journal of molecular sciences vol. 17,2 160. 18 Feb. 2016, doi:10.3390/ijms17020160
15. Proclaim Eryngium Maritimum ST. Self evaluation of the skin by questionnaire (scale from 1 to 9) from day 0 to day 28, controlled by a dermatologist. 20 women. Facial cream 0,05% concentration.
16. Brown M, Jones SA. Hyaluronic acid: a unique topical vehicle for the localized delivery of drugs to the skin. Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology. 2005;19[3]:308-18
17. Price RD, Berry M, Navsaria HA. Hyaluronic acid: the scientific and clinical evidence. Journal of Plastic, Reconstructive & Aesthetic Surgery. 2007;60[10]:1110-9
18. Weindl G, Schaller M, Schafer-Korting M, Korting H. Hyaluronic acid in the treatment and prevention of skin diseases: molecular biological, pharmaceutical and clinical aspects. Skin Pharmacology and Physiology. 2004;17[5]:207-13
19. Brown TJ, Alcorn D, Fraser JRE. Absorption of hyaluronan applied to the surface of intact skin. Journal of investigative dermatology. 1999;113[5]:740-6
20. Farwick M, Gauglitz G, Pavicic T, Köhler T, Wegmann M, Schwach-Abdellaoui K, et al. Fifty-kDa hyaluronic acid upregulates some epidermal genes without changing TNF-α expression in reconstituted epidermis. Skin pharmacology and physiology. 2011;24[4]:210-7
21. Farwick M, Lersch P, Strutz G. Low molecular weight hyaluronic acid: its effects on epidermal gene expression & skin ageing. SÖFW Journal. 2008;134[11]:17