Aceites formulados

Una sinergia de acciones y sensaciones

Fórmulas específicas para fines concretos

Una de las maravillas de la aromaterapia es la posibilidad de crear tus propias fórmulas, mezclando aceites vehiculares y esenciales. Puedes adaptarte a cada caso de una forma sencilla y dinámica. Pero a veces se te hace imposible tener todos los ingredientes ideales. Y en muchas ocasiones necesitas un formulado ya preparado que te permita ser eficaz y rápida a la hora de dar un masaje, o para el mantenimiento de la persona en su vida diaria.

Para estos casos hemos creado los aceites formulados. Son perfectos para el masaje en cabina, pudiendo si es necesario potenciarlos o adaptarlos añadiendo aceites esenciales a tu elección. Y por supuesto en su formato de venta serán un aliado perfecto para el mantenimiento domiciliar, que aumentará los resultados de tus bonos.

Incluyen ingredientes que no vendemos por separado, tanto en aceites vehiculares como en esenciales, buscando aportarte más variedad de herramientas lo más específicas posibles para el efecto que queremos obtener.

Una experiencia diaria de cuidado

Como ejemplifica la imagen que hemos elegido para la cabecera, un aceite formulado es una sinergia de distintos elementos. Se diferencian de la cosmética en que son preparados puros de aromaterapia, es decir, aceites vehiculares y esenciales. Sin la presencia de otros ingredientes como el agua o extractos, sin emulsionar. Esto implica también sin necesidad de aditivos (naturales igualmente), más allá del tocoferol, es decir, vitamina E de origen vegetal para prevenir que los vehiculares se enrancien por oxidación.

Todos los formulados tienen como base una mezcla de aceites vehiculares. Nos aporta nutrición directa, en forma de ácidos grasos, vitaminas, minerales y antioxidantes. Hablamos entonces de alimento para nuestra piel, que le proporcionará brillo, vitalidad y mejor tono. Algunos de esos vehiculares pueden tener también efectos terapéuticos derivados de la planta con la que se han hecho. Por ejemplo lo encontramos en el árnica, con su acción en dolor y circulación; la caléndula, una conocida de la marca; o el calófilo con el alivio en piernas cansadas.

Es importante que expliquemos a la persona que lo va a usar que no tiene que aliñarse ni aceitarse. Se usa muy poca cantidad, y se extiende al máximo para su total absorción. En unos minutos no debería de quedar resto en la piel ni textura aceitosa. Si queda es que se ha usado demasiada cantidad o no se ha extendido lo suficiente.

Los aceites esenciales presentes en la formulación son los encargados de la mayoría de la acción. No aportan nutrientes como los vehiculares, sino principios activos. Han sido elegidos cuidadosamente para crear fórmulas equilibradas y holísticas dirigidas al efecto que estamos buscando. Y por supuesto, disfrutaremos de aromas complejos que harán del uso del aceite una experiencia agradable de cuidado y bienestar.

Nuestros aceites formulados

Pincha en la imagen para conocer algo más de cada producto, así como los formatos en los que se vende.

Aceite
Anticelulítico

Aceite para
piernas cansadas

Aceite para
masaje profesional